instagram

 

68 ápices de certidumbre

En la novela «La lentitud», Kundera sostiene que la velocidad aísla al individuo del espacio-tiempo despojándolo del miedo. 

En estos tiempos raros la vida parece haber decelerado, yo misma siento que me muevo despacio, como si estuviera bajo el agua. Percibo los sonidos deformados, graves y profundos, hasta me parece que han perdido su significado original. Cada desplazamiento adquiere un tono ceremonioso, casi trascendente. Esta nueva velocidad favorece el miedo. 

Para no caer en el vacío de la incertidumbre utilizo como antídoto la repetición. Más que nunca trato de deleitarme en ella. Si la vida usualmente está plagada de redundancias, sucesos idénticos o con variantes mínimas, en estos días extraños añoro lo que en otro momento me parecería tremendamente gris. Deseo aferrarme al concepto tal y como lo entendía Kierkegaard, que para él representaba la seguridad del instante. Como él diría, quisiera «avanzar serena y seguir mi camino, contenta de ejercitar la repetición».

Nota: La serie completa consta de 68 imágenes, el número de días que he estado trabajando en el proyecto.